Leyenda

¡Porque las promesas son… eternas!

Cuentan por ahí!

Te platicaremos una leyenda Azteca que se ha comunicado de generación en generación, por muchísimos años.

Es una historia que versa del amor y de ilusiones.

La antigua leyenda AZTECA cuenta…

 

Makarena era una hermosa doncella sin igual, no se sabe si perteneció a algún imperio vecino, los cuales se encontraban en las periferias del gran reino de Tenochtitlán o posiblemente venia de algún lugar mucho más lejano…

Ya que se le vio en diferentes y alejados reinos, incluso su nombre aparece en las páginas de los textos sagrados de muchas culturas.

Se dice que cuando estaba viva era una mujer llena de magia…Una mujer bondadosa, cariñosa y noble, el significado de su mismo nombre lo dice: “La que reaviva y despierta”

La leyenda nos cuenta, que en la actualidad tiene el poder de manifestarse en los sueños de los hombres nobles como el mejor y más hermoso sentimiento…

¡EL AMOR!

El Guerrero Azteca

Sucedió que en algún punto de la historia se cruzaron estas dos almas y por tanto sus destinos… 
 
Una doncella y un guerrero Azteca.
Él se enamoró de ella y ella de él, basta decir que para encontrarse caminaban grandes distancias. Según lo que sabemos, ambos estaban dispuestos a jurarse amor eterno y dispuestos a sellar su alianza de amor.
Lo cual suponía el nacimiento de un nuevo imperio.r.
Soñaban con estar juntos durante toda la eternidad, tal vez pasarían miles de años, pero su amor no se extinguiría… no se agotaría, ni se apagaría.
Añoraban el día de formalizar ese gran amor.
Ese amor fue tan intenso que la Diosa Xochiquétzal sintió celos de Makarena… Xochiquétzal es la Diosa del amor y no toleraba el amor tan grande que Makarena inspiraba y despertaba en el guerrero. Pues ella nunca había logrado que 2 mortales se amaran tanto.

Corrío de prisa donde Tlazoltéotl la cual es la Diosa de la inmundicia y de los amores ilícitos.

Le pidió que los confundiera y que los separara, logrando con esto que las promesas de amor eterno se perdieran en el laberinto del olvido.

 

Tlazoltéotl puso muchos obstáculos para que el guerrero no pudiera acercarse a la doncella.

Con esto logro hacer pensar a la doncella que el Guerrero no la quería como había prometido. Makarena se volvió muy dura, pues pensó que el Guerrero tenía otras prioridades y que era un mentiroso. 

Decidió no esperarlo y renunció a la oportunidad de ser feliz con el guerrero Azteca.

Ella pensó que todo estaría bien, se pensaba segura, pero en el fondo estaba muy triste. 

Cuando el guerrero estuvo listo para volver a donde ella, ya no la pudo encontrar.

El guerrero soplaba y soplaba su caracol con el que siempre llamaba a su amada, pero nunca más tuvo respuesta. 

Por más que intentó llegar a tiempo a donde los sabios le decían que la buscara, no la pudo encontrar…

Se cree que Makarena se escondía de reino en reino, pues no quería ser encontrada por el amor.

El guerrero Azteca visito todos los reinos e imperios, inclusive fue a los países más lejanos, hablaba de Makarena de tal forma y con tal amor, que ella es recordada en muchos lugares. 

Cuando volvió a su Chāntli (casa) se encerró por largas temporadas. 

Un día el guerrero fue llamado por el Tlatoani (Rey) para una misión especial, llevar a un grupo de guerreros a conquistar países lejanos, el guerrero acepto con gusto porque estaba seguro que en esas regiones la podría encontrar y por fin serian felices.

Sin embargo en el camino se desato una batalla, la espada enemiga atravesó su pecho y fue llamado por Mictlantecuhtli Dios de la muerte quien se sorprendió porque el guerrero herido con el pecho perforado no moría, seguía luchando, pues algo le decía que tenía que seguir buscando a su amada.

Los DIOSES se sorprendieron y se reunieron a darle el honor máximo que un guerrero podría tener LA INMORTALIDAD DE SU AMOR.

Cuando la espada volvió a partir su pecho el guerrero estaba muriendo y fue ahí que pudo ver a los Dioses y les pidió de favor que le permitieran vivir, no quería morir aun, pero eso no era posible.

Cuando por fin respiro por última vez los Dioses decidieron que Xochiquetzal Diosa del Amor buscaría a La Makarena y le contara la verdad, así que ese amor envuelto en dudas volvió a renacer, pero el guerrero ya no estaba, en recompensa la convirtió en CATRINA y le permitieron seguir su búsqueda por siempre.
El cuerpo del guerrero se petrifico convirtiéndose en un mosaico de colores, LOS DIOSES rompieron esa estatua en miles de pedazos y los repartieron en todos los países del reino ordenando a los reyes fabricar las joyas más hermosas con esas piedras para así honrar ese amor

Nosotros somos esos artesanos que recibimos la orden de los Dioses y en cada una de nuestras piezas se encuentra la Magia del amor entre el Guerrero Azteca y Makarena son cientos de artesanías que tienen los besos que no se dieron, los abrazos que no se sintieron, las palabras que callaron.

Artesanías mágicas, en cada una de estas piezas tu podrás encontrar el camino al amor, ese camino negado a la pareja de la historia, ya que los DIOSES prometieron nunca más involucrarse entre las parejas de humanos. 

Cada una de nuestras piezas es un beso, un poema, una promesa.

o un ¡Nimitztlazohtla! ( TE AMO).

 

ELLA ES LA CATRINA Y EL ES LA PIEDRA.

AUN SE CREE QUE LA PAREJA SE SIGUE BUSCANDO EN OTROS CUERPOS, EN OTRAS VIDAS, EN OTROS UNIVERSOS, TAMBIÉN SE DICE QUE SE ENCUENTRAN EN CADA PAREJA QUE SE ENAMORA Y QUE SE QUIERE.

 

Por eso es que las catrinas nos provocan una emoción que no se puede explicar y  las mujeres de todos los países  en cuanto las ven quieren una y  también es por eso que los hombres regalan piedras preciosas a las mujeres.

 

Y como las piedras no se destruyen…

siguen rodando por el mundo llenándolo de Amor y Esperanza.

Tenochtitlan………año conejo

EL AZTECA……..

 

×